Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

9/23/10

Misa para un ángel: una deuda que había que saldar

Fernández Robaina en la Universidad de North Carolina
Cuando le escribí a Tomás Fernández Robaina para felicitarlo por el éxito de su libro, me contestó que era el primer sorprendido. Yo le contesté que a él le sobraban  medios deseosos de entrevistarlo y desde luego,  le ofrecí mi Flecha. Y así surgió este intercambio de correos electrónicos interrumpido primero por un apagón que lo dejó a la mitad  y por lo que Tomás llama el corre corre y las complicaciones de la cotidianeidad. La última vez que nos vimos, en La Habana, el año pasado, por estas fechas, Tomás esperaba impaciente detrás de mí, una mañana lluviosa, en la CADECA frente al Coppelia. Al día siguiente viajaba a Brasil. Misa para un ángel, su novela testimonial sobre su amigo Reinaldo Arenas, no es su primer libro de éxito.

Tomás, pues yo te preguntaría eso mismo ¿te ha sorprendido la repercusión que ha tenido el libro en casi todos los blogs y las agencias de noticias? ¿Ha sido igual en la isla?
 
Sí, me sorprendió. De los tres últimos títulos publicados, dos  son de carácter histórico, Cuba: personalidades en el debate racial e Identidad afrocubana: cultura y nacionalidad, pero el tercero, Hablen paleros y santeros, tuvo la intención  de dar a conocer la forma de pensar de esos creyentes,  sus problemas sociales y religiosos viviendo en un sistema político que mantenía una política fuerte en contra de esas creencias. Pero no lo escribí como un ensayo sociológico, analítico, sino como un testimonio literario, que además de  dar a conocer aspectos particulares de cada entrevista, entretuviera e hiciera atractiva, agradable y digerible  su lectura. Estos textos tuvieron buena promoción nacional, desde el punto de vista de las presentaciones,  la valoración de los presentadores, y del público que colmó  los espacios donde se realizaron dichas actividades, y claro, hubo repercusión también en la Internet, pero no como este último. Hubo una notable promoción en la radio y en la televisión, antes del lanzamiento me entrevistaron en  la tele, en el programa "Donde va La Habana", del canal 27, y “En tarde en casa”, con Raquel Mayedo, por el Canal Educativo 2.

¿Crees que ha repercutido en esa reacción que se publique  unos días después que el propio Fidel reconociera que fue un error la persecución a los homosexuales?

 Sin duda alguna, pudo haber tenido alguna incidencia, pero antes de quese anunciara el lanzamiento del libro, muchas personas, y entre ellos,algunos periodistas me habían preguntado sobre  tal declaración. Sin ella el
lanzamiento  del libro sobre Reinaldo Arenas habría tenido una repercusión tremenda, como muy bien lo apuntara Carlos Velázquez, el joven escritor que presentó Misa...  El numeroso público que asistió y personas que no pudieron estar presentes comentaban que aquello le parecía mentira, un sueño, porque todos tenían pesente el silencio que hubo sobre Reinaldo hasta ese momento.Pero por supuesto, es innegable que la aproximación al tema de la homosexualidad por  el máximo líder de la Revolución ha contribuido aún más al interés sobre el libro, pero ese hecho fue algo inesperado.

Por ahí se habla de un libro de trabalenguas de Reinaldo. ¿Te basaste para escribirlo en algún documento, cartas o algo material que conserves de él?
No conozco de la existencia de ese libro, pero sí los que escribió en Cuba y los que da a conocer en El color del  verano. No me basé en ningún libro publicado por Rey o posibles manuscritos que él haya dejado. En Misa... utilicé el mismo montaje que aparece en Recuerdos secretos de dos mujeres públicas, (1984), Historias de mujeres públicas (1998), y Hablen paleros y santeros, (1994), montajes empleados por muchos escritores en sus narraciones, como lo hace el mismo Rey en El color del verano.

¿Tendrías alguna primicia breve que proporcionar a La Flecha...?

Simplemente decir que me siento complacido porque después de un largo camino y de mucha perseverancia, Misa... se publicó primero en nuestro país, ese era uno de mis deseos, ya que escribí mi libro como una deuda que había que saldar, la literatura reinaldeana muestra una calidad y un talento extraordinario, difícil de no apreciar aún por aquellos que rechazan la literatura de contenido homosexual. Después de este  justo reconocimiento y homenaje Reinaldo Arenas, escrito como un divertimento, porque para mí esa es una de las funciones de la literatura, me volcaré de lleno a mis investigaciones. Una de las formas de luchar contra la globalizaciòn es haciéndonos más fuertes en el conocimiento de nuestra historia común americana y en la particular de cada uno nuestros pueblos.

Con retraso, el libro estará en las bibliotecas y en el librero de La Flecha.
Más sobre la presentación

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.