Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

11/22/13

Estorino: deja que entre el agua y nos arrastre

Cuba: viaje al teatro en la Revolución está lleno de Estorino pero él no se enteró, como mucho antes, recién llegada a los Estados Unidos, confió en mi libro anterior cuando se llamaba "El enigma de la leontina" para escribir uno de esos "avales" con los que la recién llegada se presentaría en sociedad. No tengo una fotografía a su lado y la dedicatoria de nuestro único libro en común, el suyo con mi prólogo, está en un librero en La Habana. Pero desde que Ernesto Fundora me regaló su Teatro completo, la edición cubana más bella hasta la fecha, estoy con sus personajes, salto de una obra a otra para admirar todavía más la coherencia de una escritura que al mismo tiempo que fiel en sus comienzos al que se ha llamado "realismo provinciano", muestra sus intensas ganas de probar, ejercitar, mutar e inventar que lo han impuesto en muchos escenarios. Tuve la suerte de coincidir en Nueva York con Parece blanca y de conversar a la salida del teatro y verlo feliz con Adria Santana y de acompañarlo alguna vez a su Unión de Reyes; tuve la fortuna de que los libretos de Tablas empezaran con Morir del cuento y que nos recomendara para publicar  Weekend en Bahía, de Alberto Pedro. Conocí su asombro por mis notas sobre Yo Publio, que no tuvo demasiadas. Soy tan anciana como para haber visto La casa vieja en el Hubert de Blanck con aquel elenco estelar y el primer montaje de Morir del cuento. Con la muerte de Estorino, al que nunca pude llamar Abelardo y menos tutear, me falta algo, nos falta algo. Pero sigo con sus personajes.

Actriz. "Hay que acabar con todo, hay que limpiar el fango y la mierda y dejar los escenarios deslumbrantes. Hay que encontrar la purga de la vida, sí, hay que depurar y depurar y depurar...

Esteban. "Deja que entre el agua y nos arrastre, que nos barra o que nos limpie, pero que acabe con toda esta inmundicia... Que entre el viento, deja que entre el agua para que acabe conmigo, para que me limpie..."

Cándido. "He fingido durante tantos años que la verdad me parece un espejismo."

 "Decir la verdad y no engañarnos" sintetiza una búsqueda que junto con la idea de la muerte, recorre su obra. Hoy siento cerca como un golpe el disparo que acabó con la vida de Tavito.

1 comment :

Note: Only a member of this blog may post a comment.