Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha




Ediciones de la Flecha  surgió en 2010 después de colocar muchos capítulos en Scribd del que sería su primer título Teatro cubano: relectura cómplice: un recorrido por la dramaturgia cubana a partir de 1902 (cuando Rine Leal interrumpió La selva oscura) hasta 1959. Un periodo que estudiaron también Montes Huidobro y González Freire, Muguercia, Carrió, González Curquejo, Cid, y en sus aspectos musicales – en lo referente a la zarzuela y el género lírico– Díaz Ayala y Río Prado.
En el 2007 le escribí a Francisco Morín, interesada por saber más de la revista Prometeo, y de este intercambio -que continúa hasta hoy–  surgió Los años de la revista Prometeo, descripción-análisis de la publicación con un dossier sobre la puesta en escena de Electra Garrigó de 1948, aquel escupitajo al Olimpo que todavía resuena, con casi todas las críticas del estreno, incluidas las favorables, Matilde Muñoz para el periódico El Siglo y Manuel Casal en la revista Prometeo. Hoy tengo en mi poder gran parte de la papelería de Morín, materiales de su libro Por amor al arte. Memorias de un teatrista cubano y otros inéditos y trabajo en un texto más profundo sobre el teatro de los cincuenta que, como se sabe, recibimos mutilado y sentenciado los que arribamos a la profesión en los sesenta. Será un homenaje de admiración al director que me recomendó no podía escribir sólo de él y con el que he mantenido las más inteligentes conversaciones.
En el camino, gracias a las bibliotecas digitales y a un panfleto hallado en la Universidad de Harvard, escribí Luisa Martínez Casado en el paraíso, su única biografía desde 1948 cuando Eduardo Martínez Dalmau publicó la suya. Cuánto hubiese deseado que Luisa tuviese un libro lindo, con muchas fotos suyas y de los escenarios y países en los que actuó. La edición contiene algunas como éstas que reproduzco aquí, pertenecientes al Fondo de Luisa en el Centro de Documentación Yolanda Perdiguer del Teatro Terry de Cienfuegos. Lamentablemente ni siquiera las editoriales de esa ciudad se han interesado.
En febrero del 2012 apareció Cuba: viaje al teatro en la Revolución que termina en 1989, aunque críticas posteriores aparecieron en En tercera persona: crónicas teatrales cubanas (Gestos, 2004). Si han llegado hasta aquí, los invito a leerlo. No requiere comentarios.
En 2013 aparece –en versión digital disponible en la página de la editorial– Escritos de teatro: crónica, critica y gacetilla, con un extenso prólogo y una selección, para complementar el estudio del teatro cubano. 
En 2014, El teatro pedido de los cincuenta. Conversaciones con Francisco Morín. Versión digital e impresa, que incorpora lo recuperable de Los años de Prometeo.
¿Planes? Muchísimos. ¿Metas?
Si los libros no han podido circular en Cuba como son mis deseos, al menos están en algunas bibliotecas cubanas y de los Estados Unidos  y hasta en las librerías de viejos.

Disponibles en Amazon y Payhip.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.