Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

1/12/11

Luisa Martínez Casado en el paraíso

Luisa Martínez Casado en el paraíso es mi acercamiento biográfico a la vida de la actriz nacida en Cienfuegos desde que muy niña interpreta las obras de su padre, triunfa a los nueve años, alterna con Eloísa Agüero, trabaja con Paulino Delgado y se va a España a estudiar en 1878. ¿Cómo llega a Echegaray que le escribe un personaje sin haberla visto actuar? ¿Cómo se desarrolla su vida en la península y cómo algunos que la vieron la comparan con Sarah Bernhardt? ¿Cómo se podría imaginar su interpretación? ¿Y en México? Sería  largo y detallado contarles los pormenores del libro que empieza con un capítulo dedicado a Luisita y termina con su " Último acto". Estamos en 1925 y Luisa se ha retirado de la vida pública, sin embargo en 1918 ve actuar a Mimi Aguglia y le escribe a su hijo César, entusiasmada por la interpretación que ha acabado de presenciar en el Payret. Creo que he encontrado detalles de la vida de Luisa no muy conocidos o apenas tratados en el esbozo biográfico de monseñor Martínez Dalmau.  Y aunque me encantaría llenar todos los vacíos, contestarme todas las preguntas, visitar todos los puertos a los que ella llegó en el siglo XIX y los escenarios de tantos países de América y el Caribe, aquí está Luisa, de cuerpo entero, con su consagración al arte y a la interpretación en sus viajes y en sus periplos, en sus momentos cumbres y en sus quebrantos y , sobre todo, en fotografías desconocidas,  lo más cercano a verla sobre el escenario y en los juicios, entre otros, del Conde Kostia, Julián del Casal, Olavarría y Ferrari y Gutiérrez Nájera.
Una futura edición -que se hará alguna vez con todas las de la ley-  y con la que sueño por las noches, revelará los sepias intensos de las fotografías  que la descubren, como recuerda Federico Villoch, "con su voz lenta y cantarina de cubana indolente y lánguida".  280 páginas, fotografías y extensas notas bibliográficas.

Entre todas las personas e instituciones que me han ayudado a terminarlo  y están  identificadas en el libro, quiero mencionar a dos jóvenes investigadoras del Centro de Investigación y Sala de Historia Yolanda Perdiguer del Teatro Terry de Cienfuegos, Rebeca Román Capdevila y Lisley Peña Benavides, quienes me han proporcionado materiales muy valiosos y únicos así como al director del Teatro Terry, de Cienfuegos, Miguel Cañellas Sueira por su  entusiasmo y apoyo. Sentada en el Terry, en noviembre de 2009, con su escenario levemente inclinado, era fácil imaginar a Luisa como en la portada, en Adriana Lecouvreur.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.