Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

7/21/11

El chef de viaje habanero

Al fin, el chef viajero llegó a La Habana - avanzada de lo que promete ser un boom de reportajes desde la isla - y logró atraer a alguien que nunca ve su programa ni el Travel canal. Con más pelota y discusión sobre el baseball  que degustación culinaria,  mucha Esquina caliente y algo aburridas disertaciones de Peter Bjarkmany sobre el tema, con el Estadio Latinoamericano desbordante de pura teatralidad,  pasarela de automóviles norteamericanos, infaltables  en el  paisaje del travelogue, el chef no me decepcionó, tal vez porque esperaba mucho menos. Tenía una traductora simpática y correcta,  fue a lugares auténticos, como  el Aljibe  y el Puerto de Sagua, con su decoración de los cincuenta,  combinó lugares estatales con el paladar de nuevo tipo,  Los Amigos,  que Elizabeth Espinoza convirtió en un sitio popular con sus dieciséis mesas. Incluyó un lugar sofisticado, El Templete, en la Avenida del Puerto, donde un  vasco,¡ revitaliza la cocina criolla¡.
Anthony Bourdain se sentó con Roberto Salas, habló de fotografía y del futuro de Cuba, conversó con un ejecutivo del centro de restauración de La Habana Vieja y se dejó afeitar por un especialista nervioso ante la cámara. Siguió viaje, se hospeda, claro está en el Hotel Nacional, pero caminó por las calles y encontró un tamal en el camino que no parecía puesto en la decoración y otras ofertas comestibles en el Estadio donde para su perplejidad, no se vende cerveza. Lástima que los cubanos no sólo no puedan ir  nunca al Aljibe - el menú más barato empieza sobre los 29 cuc - y menos al Templete restaurante y prefieran el otro, donde no se cobra la entrada,  ni puedan o quizás sí, ver el programa de Bourdain que debieran pasar por la TV Cubana. Sentado en el Malecón dijo que así  y todo, en ruinas y cayéndose a pedazos, La Habana es bella y la sentimental que hay en mí estuvo de acuerdo. Lo invito a que vuelva y visite Gibara, Santiago de Cuba y Cienfuegos.Ya no podré preguntarle a Esperancita Barnet ni a la Nitza de mi olla al fuego de los trópicos lo que piensan del chef.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.