Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

3/14/09

Andrés sobre Bérard


La obra gráfica de Andrés García Benítez recibe alguna atención –gracias a la colección de Vicki Gold Levi– y de igual manera lo será su creación escenográfica y de vestuario para Francisco Morín y Andrés Castro, entre otros directores cubanos. Para los interesados en su personalidad, en la revista Prometeo, Andrés escribió el obituario de Christian Bérard, (1902–1949) pintor, escenógrafo e ilustrador, también conocido como Bebé. El diseñador fue pareja de Boris Kochno, director de los Ballets Rusos y fueron muy conocidos en el teatro francés de los treinta y los cuarenta.
La página de Prometeo tiene un texto de Christian Dior y después la despedida emocionada de un colega holguinero, que nunca olvidó la escenografía de Bérard para las puestas de Jouvet que estremecieron La Habana ni las ilustraciones que vio en las revistas francesas y en algún Vogue americano.



"Para decirte adiós, Christian Berard , he preferido anteponer a las mías, las palabras de ese otro Christian, que te conoció tan de cerca y supo, magia de dedos sobre terciopelo y rasos, animar exquisitamente la nerviosa línea y la extraña armonía de tus diseños inolvidables. [..]

Los que te admiramos tanto, Christian, los que aprendimos contigo que también los colores "actuaban" (blancos y negros, carmelitas y grises haciendo un fondo neutro, severo y elegante, para permitir primero a los "bois de rose" y los "verde chartreuse" darnos toda la gracia coqueta en la escena de la playa italiana y más tarde al verde profundo sobre los hombros de Monique Molinand en la Doña Elvira, luchar apasionada y dramáticamente con el rojo terrible de la capa de Don Juan, gran maestro con cara de niño que juega a ponerse una barba y desaliña su voluminosa humanidad porque la belleza sólo te interesa para transmitírnosla luego de pasada por los finos alambiques de tu imaginacuón, los que hasta te envidiamos un poco con esa buena envidia del artista, no nos resignamos a no ver más de ese mundo tuyo al que nos llevabas de la mano... Ahora tú estás en otro mundo, el desconocido, el silencioso, y sólo me consuelo en saber, Bebé Berard que te acompañan esqueletos entretejidos de orquídeas, bajo los drapeados de sedas brocadas, como aquellos que creaste para burlar el horror de la muerte en ese Don Juan que ya nunca olvidaré."

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.