Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

7/3/09

Lezama, Balaguer y la fruición dramática


Lezama Lima anuncia en 1949 que " [...] nuestra ciudad va a ser largamente complacida y servida. Se inicia un ciclo de obras teatrales mostradas por artistas condignos, afanosos de rendir un trabajo de interpretación artística." Está muy complacido de la llegada de una compañía de "teatro clásico con nuevas remozadas inquietudes". Según el poeta, poseíamos compañías "tesoneras y voluntariosas" de "admirables cualidades en teatro de aficionados, donde había que descubrir un temperamento en estado de sorpresa o nacimiento". Y éste era, en cambio, teatro español en funciones de universalidad. La crónica es del 27 de octubre de 1949 y se titula "La visita de una compañía teatral o la fruición dramática".
Aunque Lezama no dice el nombre, bien porque su interés no era informar o porque redundaría con otras gacetillas del periódico, es la compañía de José Tamayo, que debuta en el Auditórium con Otelo, de Shakespeare, Los intereses creados, de Benavente, Plaza de Oriente, de Joaquín Calvo Sotelo, El coronel Bridau, de Balzac, Tierra baja, de Angel Guimerá y muchos otros autores en una gira de más de un mes que se extendió a otros países de América y la ciudad de Miami. Si con seguridad la compañía fue un suceso, no puede haber caído muy bien su afirmación que los del patio eran admirables aficionados. Son los años en los que el Grupo Escénico Libre hace Las petunias pisadas y El más extraño de los amores, de Tennessee Williams, la primera con Raquel Revuelta y la segunda con Antonia Rey y Eduardo Manet dirige a Violeta Casal en La llamarada, de Dorothy Parker. A nuestra gente de teatro no le interesó demasiado el Tenorio.. de Tamayo - esperado con bastante entusiasmo- pero que según M. Casal, fue " tan improvisado como los demás". Y en cuanto a El anticuario, de Enrique Suárez de Deza, M. Casal escribe en Prometeo que Carlos Lemos "sacó la cara" por la compañía por el marcadísimo desnivel de sus actores y el no contar con una figura femenina para Desdémona, Cordelia o María Estuardo. María Asunción Balaguer, entonces una discreta dama joven de veinticuatro años, entrevistada por René Sánchez, cuenta sus impresiones de la gira, Cuba y la educación teatral del público. Aunque ya era novia de Paco Rabal, éste no viene con la anunciada gira de Tamayo.

La crónica en José Lezama Lima, La Habana. JLL interpreta su ciudad. Verbum, 1991.
El recorrido de la compañía en Jorge Antonio González, Cronología del teatro dramático habanero 1936-1960. Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura, 2003.

1 comment :

  1. Un tesoro tu blog, mi querida Rosa Ileana. Sólo para decírtelo, pero luego regreso con tiempo para leer todos estos nuevos post.

    Hay tanto que agradecerte.

    Un abrazo y muchas bendiciones,

    Belkis
    www.belkiscuzamale.blogspot.com

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.