Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

6/30/09

Exceso de inventario


Todavía más patético que buscarse uno mismo en Google es encontrar nuestros libros en venta en alguna librería de viejos. El hallazgo ha sido accidental y pensé, alguien a quien lo regalé y no lo quiso más (eso pasa muchísimo) o necesita espacio o no es uno de mis admiradores. Qué presunción. No. Es mucho peor. Los libros están como nuevos y han sido vendidos tal vez en lote- con el indeleble precio habanero escrito a lápiz– que delata estuvieron alguna vez en una librería de alguna ciudad de Cuba y fueron olvidados, retirados, almacenados ¿para dar paso a otros nuevos?
Debo agradecer que no lo hicieron pulpa y lo vendieron a un consorcio respetable que ahora los revende a precio módico. Después de todo, es el recorrido natural de los libros, aceptación- rechazo y después, casi siempre, olvido. Pronto, cuando abra mi quincalla para salir con decoro de los libros que no pienso releer, estará allí Potosí 11, dirección equivocada (Unión, 2000), del que ahora al fin tengo más de un ejemplar.

1 comment :

  1. jajaja, eso ocurre a menudo. Por ebay he llenado un arsenal capturando a los polilleros cubanos que van cargados y regresan rescatando algo.

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.