Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

10/31/11

Pepe Carril en su Shango de Ima

Puesta de Shango de Ima del Nuyorican Poets Cafe
Intrigada por la seducción que ejercen algunas obras que en Cuba han sido menos apreciadas, vuelvo a  Shango de Ima, de Pepe Carril, que se estudia y antologa junto a Derek Walcott, Wole Soyinka, Ntozake Shange, entre otros grandes dramaturgos, gracias a la adaptación  y traducción al inglés de la poeta Susan Sherman y la edición de Doubleday en Nueva York (1970). No fue su primera incursión en cuentos y leyendas negras  para el Guiñol Nacional, su cofundador  junto a Carucha y Pepe Camejo. La salita del Focsa en los sesenta fue centro de experimentación con técnicas y formas de hacer no sólo del títere tradicional y el repertorio clásico para los  niños,  (cuentos de Perrault y Grimm,  piezas de Dora Alonso), sino  versiones para adultos de Yeats, Mayacovski, Aristófanes, Valle Inclán y Jarry. Carril será un pionero en la adaptación  del cuento y la fábula afrocubanas, que llegaron al escenario muy pronto en los programas danzarios del Teatro Nacional y viajaron como imagen de Cuba con el Conjunto Folklórico Nacional. Será el primero en concebirlos como espectáculo para  muñecos y actores con  Chicherekú  (1964), basada en los cuentos de Lidia Cabrera y  Shango de Ima (1966).
Roberto Fernández, otro grande, callado e indispensable de los títeres, fundador del Teatro de Muñecos de La Habana, escribe en la nota de presentación a la edición de Tablas en el 2003 que

Pepe Carril se acercó al mundo de la afrocubanía y no lo hizo como les sucede a algunos, por moda, sino que se convirtió en estudioso profundo de estos temas. Su texto Shango de Ima, especie de auto sacramental que él denominó Misterio Yoruba, en su sencillez aparente es capaz – y así fue la puesta- de hacer posible un mundo inagotable de imágenes y caminos múltiples para cualquier director.

Carril (1930-1992) nació en  Mayarí, Holguín, e hizo títeres en el Central Preston de su ciudad natal. En La Habana se une a los artistas titiriteros  hasta su reunión  con “los Camejo” para participar de la aventura que fue el Guiñol Nacional hasta 1971, una referencia hasta hoy.  En la nota de Roberto hay otros detalles biográficos de mucho interés. Su libro Cuentos simples, publicado en 1958, con notas de Concha Alzola y dibujos de Pepe Camejo, su obra para títeres “Belén de Cuba” y su adaptación del cuento de  Emilio Bacardí y Moreau “Liborio, la jutía y el majá”. Sin embargo, la edición norteamericana por la que Carril es más conocido y ha “viajado” por el mundo, carece de datos biográficos del autor mientras posee amplias notas  de la traductora y los presentadores Jerome Rothemberg y Edward James. Tampoco en el prólogo se habla de Carril.
Sherman, invitada a Cuba en 1968 para participar en el Congreso Cultural de La Habana, junto a Roberto Matta, Alain Jouffroy y Magnus Enzensberger entre otros, está fascinada por el clima de creatividad de los cubanos. Descubre la puesta de El mago de Oz, de ese año y cuando vuelve, al año siguiente, ve Shango de Ima. Le interesó lo que nos atrajo a todos, la mezcla de los actores y  muñecos, la utilización de la luz negra y el rejuego del actor-manipulador y el títere, todo lo que a su juicio se parece al teatro japonés que ha visto en Nueva York. Ese mismo año, en “Cinco dificultades para escribir sobre el Guiñol yo   ”recordaba los muñecos hechos de fibras, aquellos carapachos de luna y animales que habitaban en el fango” cuando lo que en realidad quería era llamar la atención sobre un grupo en la mirilla de la vida cultural. 

El 1ero de enero de 1970, se representa en La Mama de Ellen Stewart, Nueva York dirigida por Josef Bush.En 1971, a un año de la salida de Shango de Ima, Yoruba Mistery Play, Carril padece la misma suerte que la mayoría de sus compañeros del Guiñol, acusados y “parametrados” por la política cultural del momento hasta que en 1980  llega a los Estados Unidos con el éxodo del Mariel.
¿Pudo continuar Pepe Carril  el quehacer que quedó trunco en La Habana? ¿Conoceremos alguna edición de su obra total? En el 2007 Alarcos publica su obra como libro, bajo el título de Teatro mítico. La producción del Nuyorican Poets Cafe de 1996 le valió a Sherman once premios AUDELCO y ¿a Carril?

Paul Carter Harrison reúne a muchos grandes autores africanos en  Totem voices: plays from the Black world repertory. Grove Press, 1989.

 Reparto original de la puesta del Guiñol incluido en el libro:. Obatalá madre,  Zenaida Elizalde ; Shango, Ulises García; Luis Brunet, Iku, la muerte; Agallú sola, Armando Morales; Oshun, Xiomara Palacio; Oya, Isabel Cancio; Olofi, Nelson Toledo; Yemayá Madre, Regina Rossie; Obba, Mabel Rivero o Carucha Camejo; Ogún Asere, Ernesto Briel o Mario González.
Asesor folklórico, cantante y música de flauta: Rogelio Martínez Furé
Tambores batá: Conjunto Isupo Iawo
Coreografía. Iván Tenorio
Director asistente: Pedro Camejo
Director artístico Pepe Carril


No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.