Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

4/12/12

Cuatro obras de Raúl de Cárdenas

Cuatro obras escogidas, de Raúl de Cárdenas (Alexandria Library, Miami, 2010) contiene piezas de un  favorito de la escena hispana:  "Sucedió en La Habana", "Las Carbonell de la calle Obispo", "Nuestra señora de Mazorra" y "El pasatiempo nacional", escogidas por su autor dentro de una prolífica  obra realizada casi toda en los Estados Unidos. Exiliado en 1961, escribió “La palangana”, antologada en 1963 y puesta por numerosos grupos en la isla donde también  estrenó Cuando los hombres lloran y Los ánimos están cansados. Aunque el gran público conoce más su teatro costumbrista, ha explorado otras tesituras (Las sombras no se olvidan, 1989  y Los hijos de Ochún, 1994), según Esther Sánchez Grey, de alto contenido simbólico y profundo dramatismo.
 “Sucedió en La Habana”, se  localiza en 1902 y refleja el conflicto de la naciente república entre una madre  aferrada a la colonia y el cambio y los nuevos aires de renovación e independencia. “Las Carbonell de la calle Obispo”  representa bien su vertiente costumbrista, en la que según Esther Sánchez Grey, escribe Dile a Fragancia que yo la quiero, Aquí no se baila el danzón, Arroz con mango y Juventud, divino tesoro. La acción ocurre en 1949 a través de las historias cuatro mujeres de esta familia. Con ella empieza una saga que  lleva a las Carbonell  a las alturas del Vedado y La vieja Habana."Nuestra Señora de Mazorra" (1997) cuenta la historia de una familia campesina a través la voz de María, recluida en este hospital y en "El pasatiempo nacional" (2001), las ansias de salir del país de algunos de sus personajes se equiparan con  el juego de baseball en una dimensión trágica pocas veces alcanzada en sus piezas. Según Montes Huidobro  supera su propia trayectoria costumbrista.
Más de cincuenta años de vivir en otra cultura y otro idioma no han podido con la voluntad del autor que  aborda  los muchos matices del drama de Cuba: de las persianas de la calle Obispo, a la guerra de Angola, las salidas ilegales, la figura de Martí, las familias divididas, el ayer que quedó atrás y el presente del país. De Cárdenas  justifica su selección: “No todas las obras que he escrito  son dramas o tragedias, no todas son comedias, pero todas están unidas por la indestructible pasión que siento por esa isla que siempre ha sido, es y será mi único amor”.  Una de ellas, "Nuestra señora de Mazorra", espera por su estreno. 
 

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.