Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

5/8/13

Nota al pie sobre sats

Marisabel Sáez en una fotografía muy poco conocida que debo a la escritora Nancy Alonso.
La teatralidad o ritualidad política en el contexto cubano se estudia desde fecha bastante reciente. Ileana Diéguez  en Escenarios liminales analizó las experiencias de Perú, Argentina, Colombia y México a partir de la metáfora "liminal" tomada de Turner,   a través de  la idea de umbral y margen, cambio y convivio. Se se refiere en este documentado libro  a grupos emblemáticos, intervenciones urbanas o rurales de grupos comunitarios y asociaciones, ligadas a la protesta, el desconcierto social o contra el orden establecido. En “Teatro trascendido”, incluido por Beatriz Rizk en Paradigmas recientes en las artes escénicas latinas y latinoamericanas (Ediciones Universal, 2010), también de Diéguez,  las caminatas silenciosas y pacíficas de las Damas de Blanco aparecen reseñadas junto a las rondas de las  abuelas de la Plaza de Mayo, las manifestaciones de Ciudad Juárez por las mujeres desaparecidas, los cacerolazos y otras damaturgias de los derechos humanos.
Mientras la teatralidad política  de otro signo –adhesión, solidaridad o coacción social– casi no ha merecido el interés  de los estudiosos  a pesar de la larga trayectoria de grupos o comunidades que las utilizaron  para el cambio, la concientización, la culturización  o el adoctrinamiento. Del  llamado “coro hablado” que leía para una multitud la Declaración de La Habana a los actos, concentraciones, desfiles y  marchas.  Desde la iconografía del acto político, a veces altamente coreografiado, a las manifestaciones más espontáneas. De los teatros tradicionales a las performances,  de calle o de la «comunidad»,  por citar algunas.  Interpreten estos ejemplos como una verdadera nota al pie, interesada por el alcance de estas  investigaciones.
Asistimos por otra parte a la apropiación de un término teatral para una plataforma política.  El para algunos enigmático “Estado de Sats” toma su nombre de la teoría de Eugenio Barba, de su libro La canoa de papel (1992).  “Es una terminología del teatro”, explican, sugerida  por una actriz amiga cuando buscaban cómo definirse. Escribe Eugenio Barba en  este libro:

 En el instante  que precede la acción, cuando toda la fuerza necesaria se encuentra lista para ser liberada en el espacio, como suspendida y aún retenida en un puño, el actor experimenta su energía en forma de sats o preparación dinámica. El sats es el momento en que la acción es pensada-actuada desde la totalidad del organismo que reacciona con tensiones también en la inmovilidad. Es el momento en que se decide a actuar. Hay un compromiso muscular, nervioso y mental dirigido a un objetivo. Es la extensión o retracción de las que brota la acción. (Traducción de Rina Skeel, edición de Buenos Aires, 2005). 

      Puede que por extensión, la palabra haya trascendido a otros grupos o manifestaciones ya que casi todos los que han teorizado sobre el arte del actor, se han referido de distinta manera a ese momento de arrancada. .  No es casual que ocurra una apropiación de esta naturaleza. 

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.