Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

6/11/13

Los teatros caseros de Dulce María

A propósito de las representaciones  dentro de las casas   como hacen Sandra Lorenzo en La Habana Vieja, Jorge Ferrera en Madrid, hace mucho Lorna Burdsall en su apartamento de Miramar,  y muchos artistas  contestatarios en Polonia, rescato una "crónica de ayer" de Dulce María Loynaz, aparecida en el Diario de la Marina, en los cincuenta, cuyo  entrecomillado debe pertenecer a  Enrique Fontanills, sobre una función casera en la casa de Juan Michelena en la calzada del Cerro. Es Fontanills porque en lugar de casa o residencia escribe morada, y es tan excesivo como para contar que sus dueños  levantaron  "un  lindo teatrillo al fondo del jardín residencial, el cual es una copia en miniatura de la fachada del muy famoso de la Comedie Francaise".

Dulce María los llama "graciosos teatritos caseros", "formas acaso un tanto ingenuas de divertirse, características de una sociedad todavía un poco patriarcal, un poco provinciana", aunque aclara es  una modalidad en las capitales europeas y cita el famoso teatrito privado de los Embajadores de México, los Iturbe  en Madrid y el de los duques de la Torre donde nació a las tablas el gran Fernando Díaz de Mendoza. A su juicio en La Habana hubo  dos "aficionadas" de mérito, la condesa de Merlín que debió ser cantante profesional  y no condesa y Margarita Pedroso, a quien llamaban el Ángel de la Caridad y tenía una voz superior a Adelina Patti.

Integrará el segundo tomo de Escritos de teatro: crónica, crítica y gacetilla.    

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.