Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

3/1/14

El Martí de Enrique Núñez Rodríguez

1967. Consejo Nacional de Cultura.
Entre 1965 y 1972 el grupo Jorge Anckermann ocupa el teatro Martí con treinta y siete títulos estrenados, según el  Fichero Teatral publicado por Tablas. La mayoría, obras renovadas del bufo  o  intentos de  restaurar el "vernáculo" con temas de la actualidad.  Su autor más prolífico, Enrique Núñez Rodríguez, famoso escritor de programas humorísticos de radio y televisión,  con doce. Uno de ellos,  la reposición de una comedia, mención del concurso Luis de Soto del Patronato del Teatro, estrenada en  la sala Talía en 1958: ¡Gracias, doctor¡  También  El bravo, ¡Voy abajo!, El dengue, y No tengo edad, con música de Rodrigo Prats.  ¿Qué traigo aquí?  y Dios te salve, comisario, con la de José Urfé; Territorio libre de hombres; de Enrique Jorrín,  mientras Buen aniversario, Nueva en esta casa, Una sola miradita o la coneja no falla, parecen ser dramáticas y Fiesta de julio en el Martí, una revista musical.
Se representaron además obras tradicionales del repertorio bufo. El espiritista, de Ramón Espígul padre, dirigida por su hijo; El velorio de Pachencho, de Francisco y Gustavo Robreño con música de Manuel Mauri y Los negros catedráticos, de Francisco Fernández, con música creada por José Urfé. Extenso sería citar al resto de los autores, pero destacan Arturo Liendo, El remero respetuoso y Yo soy aquella; Eduardo Robreño, Recuerdos del Alhambra y Quiéreme  mucho, con música de Prats y  Eliseo Iglesias Novoa, Millonarios socialistas, La primera dama y Ah, el Escambray, entre otros.
De encontrarse los libretos, merecería un estudio más detallado. Núñez Rodríguez, en la tradición de Covarrubias, al parecer no publicó ninguno, ni siquiera su comedia "mencionada" el año del premio para El príncipe destructor, de Paquita Madariaga, que no se estrena ni conoce nadie entre los que he entrevistado. Pero ¡Gracias, doctor! mantiene una temporada exitosa en la sala Talía y se anuncia como parte del mes de teatro cubano de febrero de 1958 junto a piezas de  Virgilio Piñera, Paco Alfonso, Ramón Ferreira y María Álvarez Ríos. Con Minín Bujones, Eduardo Egea, Lina Brando, Fausto Montero y Eloísa Álvarez Guedes, bajo la dirección de Reinaldo de Zúñiga  Se presenta  como “obra simpatiquísima, desternillante”.

No encontré ninguna reseña en ese mes pero sí a partir de julio de 1958. Antes, Núñez Rodríguez  incursionó en el teatro paródico con La chuchera respetuosa, interpretada por Rita Montaner.
1965. Manuel Vidal  y Rolando de Oráa

 Si el  Anckermann de Núñez Rodríguez reunió un público alborozado, recibió dardos por todas partes. Su autor los recuerda en ¡A guasa a garsín! (La Habana: Ediciones Unión, 2003), sobre todo, cuando Dios te salve... cayó en el index de los setenta. En su relato apenas alude a sus otros éxitos en el teatro, a saber su adaptación «cubana» de Aniversario de bodas, de Chodoray y Field, dirigida por Reinaldo Zúñiga con Fela Jar y Pedro Álvarez  por varios meses en la sala Prometeo en 1959. Muchos de los estupendos carteles están en la colección de la Universidad de California Berkeley en colaboración con la Biblioteca José Martí. El programa existe.  ¿Y los libretos?

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.