Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

3/21/15

Lecturas atrasadas 2. Testimonios de teatristas paraguayos

Vy'a pope ña aprendé, quiere decir en guaraní, "aprender en manos de la diversión", título del libro de Testimonios de teatristas paraguayos, de  Carlos Espinosa Domínguez, (Arandura, 2014).Catorce artistas  cuentan sus historias  a manera de monólogos en los que el entrevistador ha actuado como un propiciador de confidencias y  recuerdos. Al reunir personalidades  provenientes de  generaciones, oficios y trayectorias muy diferentes, ofrece un panorama de la creación teatral en uno de los países más desconocidos y menos estudiados. El arquitecto José Luis Ardissone devino teatrero, reputado escenógrafo y  director de Arlequín Teatro con treinta años de ejercicio. También tiene esa edad el Bochín Teatro- Clown creado por Marisa Cubero y Jorge Brítez quienes como muchos otros fueron al exilio con la dictadura y regresaron para hacer el primer espectáculo de clown. Roger Bernalve habla del Grupo Real de Teatro, también con tres decenios. Alcibíades González del Valle escribió muchos textos, entre ellos, San Fernando, censurada antes de representarse. Los títeres son el mundo de Humberto Gulino y Elisa Godoy que han empleado el guaraní como vehículo de comunicación con las comunidades.
Erenia López está ligada al Teatro Popular de Vanguardia en los 60 y a muchísimas otras con las que ha visitado Argentina y Colombia, así como descubierto y cultivado el  teatro para niños y jóvenes y la narración oral. Wal Mayans recorre del deporte al ISTA de Eugenio Barba y   muchos países de Europa  al proyecto Tierra sin Mal como un encuentro de culturas y formas de vida. Agustín Núñez es un inconformista que ha vivido una intensa experiencia latinoamericana. Su encuentro con Augusto Roa Bastos y su montaje de Yo el supremo, lo ayudó a resinsertarse en el país. Antonio V. Pecci coordinó la Muestra Paraguaya de Teatro y es autor entre otras de la antología Teatro breve del Paraguay. Raquel Rojas, es parte de la historia de  Aty Ñé 'e desde  1974, uno de los proyectos fundacionales del país. Encarcelada por sus  posiciones políticas, es una de las más conocidas de los cubanos por su vínculo con la Casa de las Américas. Actriz y maestra, María Elena Sachero ha actuado en decenas de obras desde 1947 y Alberto Sánchez Pastor, recoge el legado familiar en la compañía de esos apellidos.
Ninguna de estas breves líneas recoge el sentido último de cada uno de los testimonios, que en su conjunto hilvana una secuencia y relata un proceso construido entre todos, sin necesidad de fichas biográficas. ¿Cómo pudieron sobrevivir en condiciones tan adversas colectivos que han alcanzado  tres décadas? ¿Cómo la búsqueda personal se imbrica con la historia del país? ¿Quiénes son y de dónde vienen sus hacedores? De la misma manera que en su libro anterior, dedicado al teatro del Perú, Espinosa Domínguez, con recursos propios y como iniciativa personal, fiel a  su "irresistible atracción por la palabra hablada," tiende un puente hacia la escena paraguaya.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.