Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

5/7/09

Las noticias al revés

Hace rato que pienso que leo mal y ya no existen las reglas del periodismo que estudié o el mundo enloquece (yo también) o que está cambiando tan vertiginosamente que las ideas que van a la desbancada, cuesta abajo, libran el pataleo final. En la suposición que Yoani Sánchez – de quien La flecha habló antes que fuera la premiada bloguera que es hoy– fuera el diablo en persona (que no es) ¿qué importarían sus posts o sus libelos frente a las infinitas posibilidades que ofrece la internet para la diseminación de las ideas, la cultura, la ciencia o la técnica? Entonces hubiese blogs de médicos, deportistas y juristas que dialoguen o se fajen o discrepen de lo que dicen otros en cualquier parte de la tierra. ¿Por qué hay que advertirnos que es car0 o prohibitivo o exclusivo ? ¿Por qué atemorizar y no pensar en cuánta música, cine, documentos, archivos, pueden ser cobijados en internet? Este blog no me cuesta un centavo. A no ser que ponga una alcancía, tampoco me recompensa con nada material. Pero no tiene miles de lectores. Los que logran miles de lectores (y en la isla serían muchos) encontrarán espacios más sofisticados. ¿Por qué no? La internet -con sus controversias-- llegó para quedarse y estar al margen -por las razones que sean– tendrá su precio en el futuro.
Mucha gente quiere saber cómo viven los cubanos y no sólo los que escriben blogs y acceden a una plataforma, no sólo los periodistas, los literatos o la farándula sino los seres humanos que comparten un saber, una afición, un gusto, una disciplina o a los que sencillamente les gustaría probar con hacer un blog.
Pero las noticias están al revés. En lugar de comentar el estupendo concierto de Pete Seeger - que cumplió noventa años y abraza la causa de salvar el Hudson- nuestras miradas se dirigieron a una « visa» - controvertida o injusta– y en lugar de concentrarnos en la posible riqueza de una internet plural, le hacemos la guerra a una muchacha que se ha hecho famosa con su blog. ¿Y qué dinero o qué plataforma «paga» las estupendas fotografías de Orlando Luis Pardo que complace peticiones para aquéllos que desean recordar lugares y paisajes? ¿o los profesores e intelectuales que polemizan y discuten en kaos en la red?

Yo sueño con tener mi Flecha Post como el Huffington de Arianna. ¿Why not?

2 comments :

  1. Hola mi querida Rosa Ileana, me he quedado atónito con el enfoque de esta noticia. La he enlazado a un post que terminaré mañana, a propósito de tres blogs cubanos a los que doy la bienvenida. Te debo mi libro, no creas que lo he olvidado. Besos y abrazos.

    ReplyDelete
  2. Estoy de acuerdo contigo. No entiendo por qué la gente critica tanto cuando otra gente descubre la manera de tener éxito, cuando es más fácil alegrarse por los demás y aprender de ellos.

    Gracias por invitarme a ver tu blog. Voy a dar un paseo por aquí! Cariños desde NY!

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.