Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

9/25/10

La ruta de Ibsen en el teatro cubano (II) Ichaso y el muñequismo

Fotografía de Daniel Georg Nyblin (1863).
Una estación en la ruta de Ibsen es " Ibsen y el muñequismo", de Francisco Ichaso (Revista de avance, 1929).  Para el autor -quizás el más comprometido con el teatro dentro de los ensayistas de la publicación - el arte de  Scribe, Augier, Dumas, Meilhae, descansaba en la anécdota, pero Ibsen descubrió que a pesar del éxito seguro de estas obras,  contenían  un germen "disolvente".
"El público, no curado todavía del sarampión romántico, aceptaba con gusto las bien ensambladas estructuras dramáticas que Scribe, Augier, Ennery, Meilhac, Halevy, etc. le ofrecían. Habituado al género (tanto como nuestro público de hoy a la astracanada y a la obra bufa) consideraba natural que el simple hecho (argumento, trama) fuese el eje de la acción dramática y el personaje, cosa secundaria, muñeco supeditado a él."
Según Ichaso, Ibsen produce el primer escándalo cuando "toma un puñado de caracteres y los lanza a escena": la anécdota volvía al plano secundario, la obra se produce del centro a la periferia, ya que son los mismos personajes, los que al desarrollar los husos misteriosos de sus vidas, urden la red dramática. El teatro se emancipa del muñequismo dramático". Ibsen servía en la batalla contra la astracanada y los bufos.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.