Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

10/22/10

Mad Men otra vez

Daniel Hirsch, del equipo de Inside Google Books,  repasó, auxiliado por el buscador,  las campañas publicitarias vigentes en el período que cubre la última temporada de Mad Men, la serie de AMC que acaba de terminar y transcurre en  las oficinas de la Sterling Cooper Draper Price, en Madison Avenue. Aparte de su excelente guión,  notables actuaciones y su bellísima reconstrucción de la época, los peinados, el vestuario y los accesorios,  que trasladan a una época de la que nos separa mucho más de lo que habitualmente se reconoce, la serie indaga en la complejidad  detrás de un momento de esplendor del consumo y por supuesto, de los medios publicitarios.   Como los de Google a veces sorprenden con hallazgos propios, los remito a la entrada en la que pueden apreciar los sutiles cambios en las campañas de Lucky Strike del año 1964.
Don Draper - el enigmático personaje central - enfrenta nuevos retos cuando la firma de cigarros les rescinde el contrato y se lanza a decisiones imprevistas y arriesgadas para su vida personal como para el destino de la agencia, entre ellas, escribir al New York Times y denunciar el efecto nocivo del cigarro para la salud. En el otro extremo, como una trama tan importante como la de Draper, los fascinantes personajes femeninos, editoras, escritoras, secretarias, amantes y esposas,  en lugar de decorado,  cada vez más determinantes. Peggy, audaz, voluntariosa y capaz,  genera sus propias ideas y logra que Topaz firme para la agencia.

En 1964, ya en Cuba no había anuncios publicitarios. Y la imagen que tenemos los protagonistas de los sesenta  (incluida esta escribana) difiere mucho de las policromadas, tersas y perfumadas páginas de los anuncios.Cuando traté de hacer el recorrido por las revistas de la época, encontré la revista Life de agosto 28, de 1964  con una portada de Los Beatles, entonces desconocidos para la mayoría de los jóvenes  que éramos y  un reportaje en el que una juvenil Juanita Castro narra a Miguel Acoca -que obtuvo la primicia- sus experiencias a su salida de Cuba casi de manera clandestina. Todavía las imágenes de la vida política estaban asociadas al entorno familiar y personal.
En Cuba desde 1961 se acabó la publicidad comercial y los jóvenes de entonces ni de ahora nunca tuvimos en las manos una revista Life.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.