Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

2/9/11

Otro velorio, el de Pura

Cuando los Robreño escriben Tin tan te comiste un pan  trabajan dentro de una tradición que inaugura Covarrubias, que se sabe por Bachiller y Morales cantó en Los velorios de La Habana (1818) “Tata, ven acá.” y el año que  José Agustín Millán da a conocer  Un velorio en Jesús María, (1848) hay ocho obras más con el mismo tema. Sin embargo, hay una obra – escrita en 1941 por Flora Díaz Parrado – dramaturgo y novelista que ejerció como diplomática–, que ha suscitado escaso interés, a pesar de tratar el tema del velorio. Natividad González Freire resaltó “era una estampa pintoresca de un típico velorio cubano” y su  “ diálogo, ceñido, breve, quebrado por constantes interrupciones”.
De la primera edición
Confieso que cuando, gracias a Carlos Espinosa Domínguez, pude leer  toda la obra teatral de Díaz Parrado para  el prólogo a la edición de El velorio de Pura, mi sorpresa fue mayúscula no sólo por los valores de la pieza, sino porque en momentos de absoluta preponderancia del lenguaje verbal, Flora apelaba al diálogo entrecortado, fluido, cinemático, a la gestualidad y  a un cuerpo de acotaciones  precisas y elocuentes. El suyo es  un  velorio concebido con música no como acompañamiento (que podría ser) sino como  ritmo,  acompasado con el son. Un espectáculo de palabra- hablada-.cantada lleno de cadencias y sugerencias con la promiscuidad de dolientes, su coro de plañideras, su hipocresía y su insolencia. Su obra mayor, sin dudas,  es "Juana Revolico", precursora de María Antonia, de Hernández Espinosa. Si embargo, mi sorpresa no ha disminuido porque a pesar de los unos cuantos  que hemos encontrado valores en su texto, nadie se ha atrevido a montarlo y nunca se podrá saber si se trata de hipótesis de ilusos o si El velorio de Pura con su humor negro y su mueca cruel resiste una puesta en escena actual. 

Flora Díaz Parrado. El velorio de Pura. Colección La Torre de Papel. Miami, verano de 2001.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.