Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

4/22/11

¿Quién lee la Flecha?

¿Quién lee la Flecha? Después de casi cinco años, (los cumplirá el trece de  agosto ) de escribir con alguna regularidad, cometer un accidente imperdonable que creó La flecha II, estoy tan confundida o más que cuando empecé acerca de por qué alguna entrada se lee y otras no, qué buscan los pocos o los muchos que la leen y/o la critican o les sirve para algo. ¿Por qué Francisco Covarrubias y no Florinda Camps o Eloísa Agüero, me pregunté? Sin embargo, me dio mucha alegría que el venerable cómico estuviese entre las entradas más populares que escogen otros, por la magia de los stats. El día de la muerte de Héctor Quintero entraron todos a leerlo. Era como rendirle un último homenaje, desde aquí, gracias a la celeridad de Penúltimos días que fue el primero en avisarnos y colocar un enlace. Gracias, Héctor.
Aparte de mi torpeza en probar todo lo que a Google se le ocurre, ¿qué les parece que, en lugar de un cinco de rank que ya tenía, la Flecha fue degradada a cuatro?  Qué sorpresa. Alguna vez hablé que ha sido citada en un trabajo académico. Desde luego escribo a mi favor y omito, como es lógico, lo desagradable, que no hay por qué insistir, que como se ha dicho, el blog es laborioso y exige tiempo y paciencia. Nunca podrá ser remunerado nada más que con la amistad y el respeto. 
Como muchos,  no estoy satisfecha y me encantaría probar muchas ideas. He querido hacer el «correo» de la Flecha para enviar por e-mail a los posibles interesados, sobre todo en Cuba, pero no lo he experimentado porque le temo a la intrusión. He colocado de forma provisional  supuestos enlaces a las llamadas redes sociales, sin mucha esperanza. ¿Quién podría enlazar un texto de Guy Pérez Cisneros sobre una puesta de Jouvet?
Estoy consciente que "reconstruir" puestas del pasado puede ser insoportable para el lector que busca la primicia o la actualidad, pero lo que me interesa a mí, puede interesarle a otros, aunque sean diez o doce dispersos por el mundo. Pero no se  asusten, las reconstrucciones –con su tono un poco lúgubre–  quedarán para los libros que vendrán.  Que por suerte nacieron las Ediciones de la Flecha, tan imperfectas como el blog y su escribana. Se esperan nuevos títulos.

4 comments :

  1. Rosa Ileana: No caben dudas de que este es un blog muy valioso y único en su tipo. Hay mucha gente que lee, pasa y no dice nada. Lo más importante es que haces el blog que te gusta hacer, sin negociaciones, censuras ni cuentas a nadie. Como bien dices, algo más "duradero" es la idea de compilar el blog en uno o varios volúmenes. O sea, se podrá leer con calma en papel. No cejes en el empeño hasta que puedas. Los interesados en el teatro cubano te lo agradecemos infinitamente. Saludos y felicitaciones desde Barcelona.

    ReplyDelete
  2. Y yo a ustedes, tanto que he pensado que esto de las reconstrucciones -en la medida en que se pueda- se sabe que no hay restauración posible de una puesta, podría ser un blog de más de un autor, con el compromiso de que cada quien aportara lo que pudiera, un programa, una nota, un recuerdo. Al cabo del tiempo tendríamos al menos un cuadro más completo. ¿Qué te parecería? Está dicho mal y pronto.

    ReplyDelete
  3. me parece muy bien. Tengo notas guardadas, fotos, de Teatro Cubano de los 90, ya sabes, la época del pequeño formato, la que me tocó vivir como cronista de prensa. Fue una dédaca intensa que no quisiera olvidar. Estoy de acuerdo contigo. Rosa Ileana, en que podríamos hacerlo entre varios. Por mi parte, estoy dispuesto. Saludos otra vez.

    ReplyDelete
  4. Jorge Ignacio. Estupendo, voy a ver cómo es la forma más práctica de lograrlo y ya te escribiré con calma. Muchas gracias.

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.