Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

5/24/12

La actriz en sus retratos

Si algo me cautivó de la personalidad de Luisa Martínez Casado fue el notable cambio que se observa en los pocos  grabados y las fotografías que le sobreviven de un año al siguiente, de un momento a otro. Como si trocara de personaje o de estado de ánimo,  no se parece a la anterior y diera la impresión que no es la misma. Cuando alguna vez publique  la segunda edición de Luisa Martínez Casado en el paraíso, será el libro hermoso que merece –con  toda su iconografía–  que por supuesto abarca a su familia y su compañía, como el que Juan Cueto-Roig ha hecho de Raquel Revuelta,  salvando las distancias,  porque Raquel vivió la era de la publicidad y alcanzó el cine. Los  retratos reflejan mejor que una reseña o una crítica el destino de la actriz:  la transformación, el trueque, la magia de ser otra. Aparte de los que se atesoran en Cienfuegos, el otro gran archivo son  las publicaciones de México y en menor medida,  España.
En México la  prensa la sigue y la da a conocer  en las distintas épocas. Tengo  más de ciento cincuenta asientos bibliográficos donde hay referencias a  Luisa sólo de allí. La que llega juvenil con el pelo largo y la que en 1895 ya es madre de dos hijos y la que en 1906..., pausa, me reservo lo que encontré,  una maravilla.
Desafortunadamente, aparte de los publicados en la primera edición,  tengo rudimentarios files realizados a partir de materiales de las hemerotecas digitales. Sirven  para trabajar pero no para su publicación, pero sé que lo conseguiré. Andando el  tiempo alguien lee este blog y se entera que pienso en el siglo  XIX donde sucedían cosas tan parecidas a las de hoy y  se juntarán  esfuerzos cubanos, mexicanos, puertorriqueños, colombianos, españoles y de Santo Domingo para completar su imagen viajera e impredecible.
En estos días una actriz española ha hecho un monólogo en el escenario del Terry. Luisa alguna vez  hizo allí el suyo, escrito para ella  por  Juan de Dios Peza. Se llama "Tirar la llave". Dicen que Luisa enloqueció al auditorio pero la prensa entonces era muy inflamada.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.