Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

10/20/12

Escritos sobre teatro

 No sé si alguna vez conté sobre el  proyecto de recopilar "escritos" sobre teatro cubano, para contemplar la crítica y la reseña, pero también el prólogo, la gacetilla, la ordenanza y las variadas formas que asume la escritura sobre el teatro. Tengo bastante pero no está terminado. Sería un complemento útil para el estudio del teatro cubano contrastar qué se dijo y cómo en su momento sobre hechos que después la historiografía ha iluminado o distorsionado. Aquí el redactor -que firma Mustafá- pero debe ser Martínez Villergas, escribe sobre los espectáculos que vio, la ópera La Gitana y los minstrels de Campbell en el tono satírico habitual de la publicación.   



[...] El martes ocupamos un palco en el teatro de Villanueva donde dieron su segunda función los Campbell minstrels o trovadores negros, dirigidos por Campbell. Esta compañía es digna de que el público concurra a aquel teatro a oírla pues se compone de excelentes músicos instrumentistas y cantantes, y bailarines de alta y baja escuela, esto es, serios y grotescos. Son además los tales individuos pintorreteados de negro, buenos mímicos y poseen en alto grado el don de la imitación ya en sus cantos parodiando algunos trozos populares de óperas italianas, ya en sus canciones y bailes, ofreciendo cuadros de costumbres de algunis estados de la Unión americana. Es una troupe que atrae mucha concurrencia al coliseo del barrio d e Colón.
En el Circo de Chiarini volvimos a a admirar la rara habilidad de los individuos de la compañía ecuestre y a los trovadores negros que cada vez agradan más.
La compañía lírica puso por primera vez en escena el jueves de la presente semana la ópera en cuatro actos intitulada La gitana, del maestro Balfe. No recuerdo, exclamó el Moro Muza, haber presenciado un fiasco más solemne. En primer lugar se suprimió la obertura. 2do.  La dichosa ópera no estaba ni bien ni mal ensayada. 3ro. La tal ópera, tal cual se ejecutó, es un verdadero pasticcio o sea una miscelánea o ajiaco u olla podrida, como quiera llamarse, de trozos de los maestros Balfe y Compañía, esto es del referido Balfe, Donizetti, Rossi, Muzzo, Herold . 4to. La referida ópera es lánguida y monótona en la parte de colaboración que en ella le toca al Maestro inglés Balfe. 5to. En el desempeño hubo la marimorena y un barullo en las entradas y salidas de los actores y los coros, que la representación se asemejaba a un primer ensayo. 6to. A excepción de las Sras. Gassier y Ghioni y del Sr. Musianu, a pesar de un malhadado gallipavo que se le escapó, todos los demás cantantes se esmeraron en quedar poco airosos. Los pipiolos encargados de reforzar el gremio de las coristas, chillaban como si nadie los oyera, desafinando de un modo harto lamentable para los que tienen oídos. La desafinación de los pipiolos contagió a algunos cantantes y la orquesta pasó grandes apuros y al director debieron quedarle adoloridos los brazos después de la desventurada representación.
Lo que más me agradó de la música, dijo Zaragate, fue cuando e jefe de los gitanos roba al hijo del conde y rompe el uente que pone en comunicación el camino de las montañas y el de la quinta de aquel buen señor.
De Mustafá y Mustafá  El Moro Muza. domingo 29 de enero de 1860. Año 1. No. 16."Crónica".pp.126-128.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.