Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

3/28/13

Elvira Cervera: una estrella

De izquierda a derecha, Raquel Revuelta y Elvira Cervera
Esta pequeña nota publicada en la revista Prometeo 22 de 1950 presenta a la actriz  Elvira Cervera, la que despedimos hoy después de una larga y ejemplar trayectoria como actriz, profesora, maestra, e incansable luchadora por la integración racial de los actores negros y de todos los colores en los repartos cubanos, aquello que Ricard Salvat consideró una conquista: el reparto interracial. Aunque una  actriz negra hizo Julieta y otra, Bernarda, Elvira no estuvo satisfecha y aspiró a más: intentó vencer los estereotipos, acabar con los prejuicios que vivió en carne propia. "Lograr un cambio de actitud que permita valorar  a un actor  o una actriz independientemente del color oscuro de su piel".
 Es un  recuerdo, no una curiosidad porque lo que dice en  1950 lo mantuvo siempre. No consiguió ser una estrella radial, entonces. Muchos se asombraron de que «hablaba bien», comenta en esta nota anónima, que imagino tomada de alguna entrevista de la época. Con Antes del desayuno, de O'Neill, con el grupo GEL (Grupo Escénico Libre)  se reafirmó esa "recia personalidad" de los tantos personajes que interpretó y de las muchas asambleas y reuniones donde alzó la  voz que hoy se apaga, con tanto que queda por hacer.

1 comment :

  1. Excelente reportaje de 1950. Cuando uno lee eso se pregunta dónde se metieron eso cubanos que escribían con consciencia. Todos sabemos que las declaraciones abiertamente racistas son el pan de cada día de muchos cubanos en esto que llamamos exilio. Han convertido el Vicio en Virtud, por lo tanto, ya no necesitan ser hipócritas. Talvez en Cuba, por pudor o temor al qué dirán, guardaban esos sentimientos, pero acá no. Lástima que sea así porque hoy en dia son los cubanos negros los que parecen nutrir más las filas de la oposición en Cuba.

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.