Ediciones de la Flecha

Ediciones de la Flecha

9/13/13

Éramos muchos

¿Me disculpo con los lectores? ¿Cuelgo un letrero "en reparaciones" o "en construcción"? ¿Una pausa? Creo que nunca, en siete años, La Flecha ha estado tan tranquila o tan ausente. Como algunos conocen, muy pocos, los desafortunados que leyeron  Los años de la revista Prometeo, el interés por la publicación derivó en algo mayor, la obra de Francisco Morín, su director,  en el contexto de la etapa que abarca desde la fundación de la Academia de Arte Dramático de la Escuela Libre de La Habana (1940) hasta que desapareció la última "salita". El tema requiere más investigación, búsqueda  y  fuentes para completarlo. En eso estoy y se agradecen por tanto, comentarios, ideas, materiales, programas, que no me quedaré con ellos, lo aseguro. La situación se complejiza porque cuando hablo con Morín –y trato de hacerlo con frecuencia– me dice, "no puedes hablar sólo de mí, éramos muchos". Y tiene toda la razón. Entonces, quiero encontrar las críticas que Rine Leal desechó para su libro En primera persona y deben estar en el periódico Pueblo, hallar las de Francois Baguer, Graziella Pogolotti, Mario Rodríguez Alemán, Francisco Ichaso, Luis Amado Blanco, José Manuel Valdés Rodríguez y tantos otros, en la época que los críticos eran "dioses"( la frase es de Vicente Revuelta) y en mi imaginación, un equipo busca, saquea, escanea e imprime datos, coteja programas e identifica fotografías como cuando hicimos Memoria del Festival de Teatro 1980 con la invalorable ayuda de Roberto Gacio, el más conocedor. La representación muere cada noche y lo que va quedando es memoria, apenas un rastro de ella en el recuerdo de cada espectador.  Y mientras tanto reviso –no a la manera de Rine en una caja de zapatos–pero sí en un cajón,  laberínticos apuntes, como el que hoy les  anticipo.

No comments :

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.